Perspectivas Económicas 2023

0
47

El Mastercard Economics Institute ha publicado hoy su pronóstico anual para el próximo año, que muestra cómo una nueva economía global de múltiples velocidades afectará el crecimiento y el comportamiento del gasto del consumidor. “Perspectivas Económicas 2023” se basa en una multitud de conjuntos de datos públicos y propietarios, así como en modelos destinados a estimar la actividad económica. El informe explora cuatro temas que seguirán dando forma al entorno económico mundial: altas tasas de interés y vivienda, eligiendo marcas asequibles, precios y preferencias, y choques y omnicanalidad.

Las conclusiones principales incluyen: 

 

  • Tras años de auge inmobiliario, se espera que las tasas de interés más altas reduzcan los presupuestos del costo de vida, cambiando la forma en que los consumidores gastan en general. En los principales países desarrollados, prevemos que el gasto relacionado con la vivienda como porcentaje de los bienes caiga un 4.5%1 en el transcurso de 2023, por debajo de los niveles prepandémicos.
    • América Latina y el Caribe:
      • En Brasil, la carga hipotecaria es del 12,7% de los ingresos disponibles: los hogares no corren un riesgo significativo por sus obligaciones hipotecarias.
      • También en Brasil, la proporción del gasto relacionada con la vivienda disminuyó en 1.1 puntos porcentuales de 2019 a 2022.
      • En Argentina, la carga hipotecaria es del 0,6% de los ingresos disponibles: los hogares no afrontan un riesgo significativo en sus obligaciones hipotecarias.
      • En Chile, la carga hipotecaria es del 33,3% de los ingresos disponibles: los hogares no afrontan un riesgo significativo en sus obligaciones hipotecarias.
      • En México, la carga hipotecaria es del 13.9% de los ingresos disponibles, por lo que los hogares no afrontan un riesgo significativo en sus obligaciones hipotecarias.

 

  • El gasto general debería seguir siendo resiliente frente a la inflación, con los consumidores eligiendo marcas asequibles y buscando la mejor relación calidad-precio. A nivel mundial, los compradores de comestibles hicieron un 31% más de viajes a la tienda este año en comparación con 2019 -en parte para reducir el desperdicio de alimentos-, mientras que su gasto promedio por visita es aproximadamente un 9% menor2.
    • América Latina y el Caribe:
      • En septiembre de 2022, los consumidores en México aumentaron sus visitas a la tienda de comestibles en un 81.4% en comparación con septiembre de 2019, pero gastaron un 22% menos por visita.
      • A septiembre de 2022, los consumidores en México aumentaron sus salidas de compras minoristas discrecionales en un 13.2% en comparación con septiembre de 2019, pero gastaron un 19.4% menos por visita.
      • A partir de septiembre de 2022, los consumidores en México aumentaron sus salidas a restaurantes en un 44.3% en comparación con septiembre de 2019, y también gastaron un 20.3% más por visita.
      • A partir de septiembre de 2022, los consumidores en Brasil aumentaron sus visitas a tiendas de comestibles en un 22.1% en comparación con septiembre de 2019, pero gastaron un 3.3% menos por visita.
      • A partir de septiembre de 2022, los consumidores en Brasil disminuyeron sus salidas de compras minoristas discrecionales en un 30.5% en comparación con septiembre de 2019, pero gastaron un 9.4% más por visita.
      • A partir de septiembre de 2022, los consumidores en Brasil disminuyeron sus salidas a restaurantes en un 4.1% en comparación con septiembre de 2019, pero gastaron un 18.5% más por visita.

 

  • A medida que los costos de alimentos y energía consuman una mayor parte del presupuesto del consumidor, los hogares de menor ingreso sentirán una presión especialmente fuerte. De 2019 a 2022, vimos que el gasto discrecional3 de los hogares de altos ingresos creció casi dos veces más rápido que el de los hogares de bajos ingresos. Sin embargo, gran parte de esta brecha disminuirá con la normalización de la inflación. El Instituto de Economía espera que la presión inflacionaria disminuya el próximo año, con un descenso de la tasa de inflación promedio de las economías desarrolladas del 7.1% interanual en el cuarto trimestre de 2022 al 3.1% interanual en el cuarto trimestre de 20234.
    • América Latina y el Caribe:
      • En Brasil, de 2019 a 2022, el gasto discrecional de los tarjetahabientes afluentes creció 78%, mientras que el gasto discrecional de los tarjetahabientes no afluentes creció 66.3%, una diferencia de 12 puntos porcentuales.
      • En Panamá, de 2019 a 2022, el gasto discrecional de los tarjetahabientes afluentes creció 29.7% mientras que el gasto discrecional de los tarjetahabientes no afluentes creció 42%, una diferencia de 12 puntos porcentuales.
      • En Honduras, de 2019 a 2022, el gasto discrecional de los tarjetahabientes afluentes creció 227.6% mientras que el gasto discrecional de los tarjetahabientes no afluentes creció 88.8%, una diferencia de 139 puntos porcentuales.
      • En El Salvador, de 2019 a 2022, el gasto discrecional de los tarjetahabientes afluentes creció 143.6% mientras que el gasto discrecional de los tarjetahabientes no afluentes creció 77.2%, una diferencia de 66 puntos porcentuales.
      • En Bolivia, de 2019 a 2022, el gasto discrecional de los tarjetahabientes afluentes creció 26.3% mientras que el gasto discrecional de los tarjetahabientes no afluentes creció 4.3%, una diferencia de 22 puntos porcentuales.
      • En Ecuador, de 2019 a 2022, el gasto discrecional de los tarjetahabientes afluentes creció 80% mientras que el gasto discrecional de los tarjetahabientes no afluentes creció 50.6%, una diferencia de 29 puntos porcentuales.
      • En República Dominicana, de 2019 a 2022, el gasto discrecional de los tarjetahabientes afluentes creció 138.9% mientras que el gasto discrecional de los tarjetahabientes no afluentes creció 93.6%, una diferencia de 45 puntos porcentuales.
      • En Jamaica, de 2019 a 2022, el gasto discrecional para los tarjetahabientes afluentes creció 161.7% mientras que el gasto discrecional para los tarjetahabientes no afluentes creció 64.4%, una diferencia de 97 puntos porcentuales.
      • En Trinidad y Tobago, de 2019 a 2022, el gasto discrecional para los tarjetahabientes afluentes creció 137.5% mientras que el gasto discrecional para los tarjetahabientes no afluentes creció 16.3%, una diferencia de 121 puntos porcentuales.

 

  • Es más probable que las empresas con presencia omnicanal resistan las turbulencias atendiendo al cliente allí donde quiere comprar. Nuestro análisis sugiere que tener una presencia multicanal proporcionó un aumento de 6 puntos porcentuales en las ventas del sector minorista hasta 20225. Los pequeños y grandes restaurantes se salvaron de perder un 31% adicional de ventas durante el pico de los confinamientos gracias a su presencia omnicanal6. Del mismo modo, las pequeñas tiendas de ropa omnicanal superaron a las empresas que únicamente operaban en línea y a las que solo operaban en locales físicos, creciendo un 10% y un 26% más rápido, respectivamente7.
    • Si bien la industria restaurantera sufrió algunas de las mayores pérdidas generales durante la pandemia, tener una presencia omnicanal atenuó significativamente el impacto negativo para los grandes restaurantes en Brasil. En el pico de la pandemia, los grandes restaurantes con operaciones omnicanal vieron una disminución del 44.1% en el crecimiento de consumo en comparación con 2018, mientras que sus contrapartes que sólo operaban de forma presencial vieron el crecimiento de consumo disminuir en un 70.2% durante el mismo tiempo. Si bien la movilidad global ha regresado en gran medida a los niveles previos a la pandemia y la dependencia del canal de ventas en línea ha disminuido, esperamos ver que los restaurantes omnicanal continúen con un mejor desempeño, ya que los consumidores siguen comprando alimentos en línea a un ritmo más alto que antes de la pandemia.

 

Puede consultar el informe completo Shifting Wallets: Nuevos hábitos de consumo aquí. Puede consultar otros informes del Mastercard Economics Institute aquí.


Comments are closed.