Nueva tecnología para la eficiencia de los aviones

0
45

Por primera vez un Boeing 777-300ER operado por Swiss International Air Lines (SWISS) ha despegado en un vuelo comercial con la tecnología de superficie AeroSHARK desarrollada conjuntamente por Lufthansa Technik y BASF. El fuselaje y los compartimentos de los motores del avión han sido equipados recientemente con unos 950 metros cuadrados de las llamadas películas Riblet, que reproducen las propiedades de eficiencia de flujo de la piel de tiburón para reducir la fricción. Las simulaciones de flujo ya han identificado un potencial de ahorro de algo más del 1% para este tipo de aviones. Los primeros vuelos regulares con la aeronave registrada como HB-JNH comenzaron en octubre y servirán para validar este ahorro potencial en las operaciones de vuelo diarias. 

Gracias a su estructura especial de superficie acanalada microscópica -conocida como Riblets-, AeroSHARK reduce la resistencia a la fricción de la piel exterior de este avión en algo más del 1%, según los cálculos y las simulaciones de flujo. Como resultado, el consumo de combustible y las emisiones de CO2 también se reducen en el mismo orden de magnitud. Para este Boeing 777-300ER de SWISS, esto equivale a un ahorro anual de unas 400 toneladas de parafina y más de 1.200 toneladas de dióxido de carbono. 

La modificación AeroSHARK del HB-JNH comenzó a finales de agosto y culminó con varios vuelos de prueba los días 8 y 9 de septiembre. Durante estos vuelos, fue necesario demostrar detalladamente que la modificación del AeroSHARK no tenía ningún impacto negativo en la seguridad operativa y el manejo del Boeing 777. 

Una vez que el potencial de ahorro calculado haya sido validado en operaciones de vuelo reales, está previsto iniciar el despliegue a gran escala en los clientes de lanzamiento SWISS y Lufthansa Cargo. Otros Boeing 777 recibirán entonces la modificación AeroSHARK como parte de los programas de mantenimiento regulares. Ambas compañías planean equipar sucesivamente todos sus Boeing 777-300ER y 777F con el AeroSHARK. Esto les convertiría en las primeras aerolíneas comerciales y de carga del mundo en optimizar una subflota completa con esta tecnología. Cuando los once Boeing 777 actuales de Lufthansa Cargo y los doce de SWISS hayan recibido la modificación AeroSHARK, reducirán la huella de carbono del Grupo Lufthansa en más de 25.000 toneladas anuales.

Comments are closed.