JOKR ha donado más de 2 mil kilos de alimentos para las familias más vulnerables de Medellín

0
55

A nivel mundial, un tercio de todos los suministros de alimentos se desperdician cada año y en Colombia el desperdicio en los hogares se calcula en 1.5 millones de toneladas anuales, equivalente a 32 kilos per cápita (WWF, 2021). En línea con lo anterior, JOKR utiliza su plataforma para implementar iniciativas que ayuden a combatir el desperdicio, promoviendo una cultura de cero residuos en todas sus operaciones, siendo la alimentación una prioridad máxima.

 

La compañía cuenta con un programa de donaciones en Medellín, en el cual trabaja de la mano con la organización Saciar, un banco de alimentos cuyo propósito es llegar a las despensas de las instituciones de poblaciones vulnerables y del Programa de Alimentación Directa en sus Templos Comedores y Comedores del Corazón. De esta forma, es posible aprovechar los alimentos y beneficiar a la comunidad local, contribuyendo así al Objetivo de Desarrollo Sostenible #2 Hambre Cero de las Naciones Unidas. 

 

A través de esta alianza, fueron donados más de 2 mil kilos de alimentos durante 2021, incluyendo abarrotes, lácteos, panadería, artículos de aseo, bebidas, entre otros. Así mismo, en lo corrido de 2022, se han donado más de 11,360 productos. Con respecto al impacto ambiental, las donaciones de este año representan el ahorro de 12,297 kg de emisiones de CO2 evitadas, y 2,130 litros de agua, equivalentes a plantar 565 árboles.

 

“Desde la compañía, nuestra apuesta está en evitar al máximo el desperdicio de alimentos. Por eso, donamos aquellos productos que son seguros de consumir y que prevemos una baja demanda en la plataforma. De esta forma, ayudamos a las familias colombianas más vulnerables a recibir alimentos de calidad”, afirma Carolina C. Jaramillo, Country Manager de JOKR para Colombia.

 

¿Qué ocurre con los alimentos que están cerca de expirar en JOKR?

 

En primer lugar, se busca una planificación inteligente de la demanda, para reducir la pérdida lo máximo posible. Posteriormente, aquellos productos que tienen una fecha de expiración cercana, pero aún son seguros de consumir, se retiran del anaquel y se preparan para donación. 

 

“Los alimentos que utilizamos para donación son completamente aptos para el consumo humano. Nuestro compromiso es servir a los colombianos, a través del aporte al cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible”, afirma la ejecutiva.

 

De esta forma, las operaciones de JOKR están optimizadas para evitar al máximo el desperdicio de alimentos y ayudar a los colombianos más vulnerables, a través de alianzas estratégicas, a mejorar su alimentación diaria.

Comments are closed.