Industrial Edge, la oportunidad energética de los negocios

0
117

La automatización de procesos en las empresas es un segmento clave a la hora de iniciar una transformación digital. Pues si bien la disminución de errores facilita el desarrollo del negocio, se necesita el factor humano para analizar los datos o revisar que esta automatización  se desarrolle de manera adecuada.

En el sector de las telecomunicaciones, la automatización es necesaria, sin embargo, hay un factor que es aún más importante y es la disminución de la latencia, lo que se traduce en la llegada en tiempo real de los datos emitidos de un punto a otro. Y es que un claro ejemplo de ello es la transmisión de información, con lo cual, los usuarios esperan tener una respuesta inmediata.

Según un estudio realizado por la firma IDC, en América Latina, la tecnología del Edge Computing abarcó casi el 7% del gasto de las empresas en tecnología. Esto, logrando impactar innovaciones como vehículos autónomos, robótica, realidad aumentada, Internet de las Cosas (IoT) e Inteligencia Artificial (IA). Para 2024, se espera que el crecimiento del uso de esta tecnología alcance el 16%.

“El Edge Computing tiene variaciones y enfoques según la necesidad del negocio. Por ejemplo, encontramos el Cloud Computing, el Industrial Edge, entre otros. Esto varía  entre la necesidad de impactar e interoperar distintos dispositivos como los centros de datos, además de la automatización de distintos procesos”, explica Guilherme Araujo Guedes, Líder de Commercial & Industrial para SAM, en Schneider Electric.

Edge Computing, una oportunidad energética

Las empresas pueden encontrar soluciones que pueden implantar para garantizar el futuro de sus instalaciones de edge computing, abordar las preocupaciones medioambientales y las necesidades de seguridad, y mitigar los riesgos de los tiempos de inactividad.

Para ello, Guilherme Araujo Guedes, explica los dos objetivos clave que incluyen estas soluciones: 

  1. Implantar una supervisión eficaz

No todas las soluciones remotas son iguales, y no todas son eficaces. Una monitorización remota eficaz permite a las empresas proteger su inversión en equipos informáticos al tiempo que se defienden de los ciberataques lanzados desde esas instalaciones de Edge. Esto suele incluir sensores y la supervisión de diversos atributos ambientales -temperatura, humedad, fugas de agua-, así como la integración de sensores de terceros para ampliar las opciones.

  1. Poner un mayor énfasis en la ciberseguridad

Con el aumento de los ataques de ransomware en un 92,7% en 2021 en comparación con los niveles de 2020, es aún más vital que nunca garantizar que ningún usuario no autorizado pueda acceder a su equipo de TI. Esto incluye una gran atención a la seguridad física: por ejemplo, tener cámaras que supervisan continuamente el entorno informático o exigir registros de auditoría continuos para identificar a cualquier persona que pueda haber tocado cualquier rack de TI.

Industrial Edge

El Edge enfocado a las empresas se conoce como Industrial Edge. Este, está dividido en tres segmentos claves para automatizar procesos y reducir la velocidad de respuesta: el Hardware inteligente, el Software industrial y los Servicios de Edge Computing Industrial. El Edge puede transformar el crecimiento de los ingresos y la eficiencia operativa en sectores como el minorista y otros. Permitiendo que la administración de software y la implementación de tecnologías se apropien de manera adecuada en las empresas. Incluye inteligencia artificial; redes, sensores y Centros de Datos que automatizan distintos procesos, con el fin de que se puedan implementar en las diferentes industrias y permitan la interoperabilidad de sus elementos.

Los minoristas buscan continuamente reinventar y adaptar sus estrategias para aumentar la resistencia y la eficiencia, y el Edge se está convirtiendo rápidamente en una forma viable de hacerlo. Como una oportunidad para consolidar la infraestructura y aprovechar un gran volumen de datos de calidad, el Edge está ayudando a los minoristas a maximizar las interacciones en tiempo real, aprovechar la automatización en fracciones de segundo y mejorar la experiencia general del cliente.

Según Mckinsey, en su estudio “El valor de la personalización correcta -o incorrecta- se multiplica“,  el 71% de los consumidores esperando que las empresas ofrezcan una interacción personalizada, por detrás del precio y la calidad del producto, está claro que las experiencias inmersivas en el comercio minorista ya no son algo agradable. Aquí es donde el Edge Computing se vuelve particularmente poderoso, dando a segmentos como la belleza y la ropa la oportunidad de aprovechar las nuevas tecnologías. Por ejemplo, la realidad aumentada permite a los clientes probarse la ropa y probar diferentes productos (como el maquillaje) de forma virtual, transformando en última instancia la experiencia del cliente.

Comments are closed.