Colombia debe generar inversiones con propósito y responsabilidad

0
25

Para el emprendedor global y con múltiples negocios en 14 países, el argentino Iván Anz, Colombia debe pensar en positivo, “salir de las inversiones especulativas, generar inversiones con propósito y responsabilidad y entender que el dinero trabaja para las personas y al mismo tiempo puede aumentar el capital mientras se ayuda a otras personas”.

 

Es un líder financiero con pensamiento estratégico que sumado a su personalidad magnética, ha enseñado y guiado a empresarios de varias nacionalidades, mientras ha expandido sus habilidades administrativas al implementar varios sistemas de inversión rentables con los que ha ayudado también a otros a través de causas humanitarias.

 

Pienso que los emprendedores de América Latina tienen un beneficio y una característica, que es una ventaja frente a los emprendedores europeos, norteamericanos y asiáticos y, éste es el constante cambio que existe en las distintas economías de América Latina”, mencionó Iván Anz durante su visita a Colombia.

 

Presentó en Colombia sus modelos de negocios y especialmente la Filantroinversión, una

manera no solamente de hacer filantropía, sino de hacer inversión al mismo tiempo. Este sistema conjuga los dos mundos y el Filantroinversor pone su tiempo y su dinero involucrándose emocionalmente, para obtener una verdadera libertad financiera y para mejorar la humanidad mientras obtiene un retorno financiero.

 

Los emprendedores en Colombia deben apuntarle a una visión global, a tener un sueño impersonal. Un sueño personal es cuando se compra un carro, una casa y esos son sueños personales. Un sueño impersonal es la humanidad, que permite expandirse a tal nivel que se resuelve un problema para el mundo. Si se crea ese sueño impersonal y se tiene pasión en relación a ese sueño, no importa  si se está en América Latina, o Estados Unidos o Europa o Asia o Australia, lo que hay que saber es que entre más grande es ese sueño, más grandes serán las barreras y mientras más grandes sean las barreras, se vencen con la persistencia.

Hay que crear un sueño impersonal y con un punto de vista global y luego persistir. Tomar a la empresa como un juego y saber que  habrá barreras y continuar hasta superarlas, porque después de esas barreras el camino se hace más disfrutable, el camino de crecimiento de la empresa se hace  más suave. De esta manera, impulsó a los emprendedores e inversionistas a que tengan una visión global, a crear un sueño impersonal y luego persistir, sin importar el lugar del mundo donde se encuentren.

Comments are closed.