spot_img
sábado, mayo 18, 2024
spot_img

Ciberseguridad como plataforma, una solución a los desafíos de ciberseguridad actuales en Latinoamérica

Autor

Categoria

Por: Juan Alejandro Aguirre, director de soluciones de ingeniería para América Latina, SonicWall.

En el contexto empresarial actual en Latinoamérica, donde la digitalización avanza a pasos agigantados con tendencias y tecnologías como el trabajo remoto, la computación en la nube, el uso masivo de aplicaciones SaaS (Seguridad como Servicio, por sus siglas en inglés), entre otros, las organizaciones de todos los tamaños y segmentos están presentando dos desafíos sumamente importantes en ciberseguridad.

El primero, una escasez de profesionales altamente capacitados en ciberseguridad, especialmente en capacidades de detección y respuesta a amenazas TDR y operaciones de seguridad SecOps. El más reciente estudio de la Fuerza de trabajo en Ciberseguridad de ISC2 indica que hay una brecha de 5,5 millones de profesionales a nivel global, y de 1,2 millones específicamente para Latinoamérica.

Sin este tipo de profesionales las organizaciones no están preparadas para hacer frente a los grupos de cibercrimen, especialmente a los grupos de Ransomware como servicio.

Según el Reporte de Ciberamenazas 2024 de Sonicwall, el Ransomware fue una de las amenazas más recurrentes en Latinoamérica durante 2023 registrándose más de 490 millones de detecciones relacionadas a este tipo de ataques.

El segundo desafío, son los silos de información y la fatiga de alertas, un fenómeno resultante de la digitalización empresarial actual, donde nuevas tecnologías de la información demandan nuevos controles de ciberseguridad, controles que operan de manera aislada, sin una integración efectiva. Este enfoque individual dificulta la visibilidad completa del panorama de amenazas, impidiendo una respuesta holística a los incidentes de seguridad. 

Sumado a este problema, la fatiga de alertas (la sobrecarga de notificaciones de seguridad, muchas de las cuales son falsos positivos) desgasta a los equipos de seguridad, ya debilitados por la falta de recursos con habilidades sofisticadas en SecOps y TDR, reduciendo la eficacia en la detección de amenazas reales y aumentando el riesgo de no responder en tiempo y forma a incidentes críticos.

La solución a estos desafíos multidimensionales está en la simplificación y consolidación de los controles de ciberseguridad adoptando un enfoque de plataforma. Una plataforma de ciberseguridad unificada ofrece una solución holística que aborda los problemas operativos asociados con los silos de información y la fatiga de alertas y centraliza la gestión de ciberseguridad haciéndola más eficiente para un equipo humano limitado en número.

Es aquí donde los MSPs pueden capitalizar nuevas oportunidades de negocio, ofreciendo ciberseguridad como plataforma como una solución unificada que responde directamente a estos desafíos mencionados, entregando valor agregado a sus clientes mediante:

 

  1. Compensación del déficit de talento: Los MSPs pueden transferir habilidades en sofisticadas en SecOps y TDR ofreciendo acceso a equipos de expertos y tecnología avanzada sin que las organizaciones tengan que aumentar su personal interno. Esto no solo ayuda a mitigar los riesgos de ciberseguridad seguridad sino también a reducir los costos asociados con la contratación y capacitación de especialistas.

 

2.           Minimización de los silos de información: Implementando una plataforma de ciberseguridad unificada, los MSPs facilitan a las organizaciones la integración de sus herramientas de ciberseguridad, otras herramientas de TI del negocio, mejorando la visibilidad y la coherencia en la gestión de amenazas y respuestas a incidentes.

 

3.           Reducción de la fatiga de alertas: A través de soluciones que integran inteligencia artificial, aprendizaje automático y ciencia de datos, los MSPs pueden ofrecer sistemas que priorizan eficazmente las alertas, minimizando los falsos positivos y permitiendo que las organizaciones actúen sobre las amenazas reales y críticas.

 

Como conclusión, la transformación de los desafíos de ciberseguridad en LATAM es una oportunidad de negocio para los MSPs que radica en la entrega de ciberseguridad como plataforma. Esta estrategia no solo aborda de manera efectiva los problemas actuales de déficit de talento, silos de información y fatiga de alertas, sino que también posiciona a los MSPs más allá de proveedores de servicios, como socios estratégicos indispensables en la lucha contra las ciberamenazas y el cibercrimen en una región en rápido desarrollo digital.

Autor