spot_img
jueves, abril 18, 2024
spot_img

¡Diablo IV llega a Game Pass: Prepárate para la Batalla en Santuario!

Autor

Categoria

Las puertas del infierno se abren aún más con la llegada de Diablo IV al servicio de Game Pass a partir del 28 de marzo. Ya sea que seas un veterano cazador de demonios o que apenas estés dando tus primeros pasos en el mundo de Diablo, esta guía te llevará de la mano para que te sumerjas en los misterios de Santuario.

 

Si juegas en PC, sigue estas instrucciones para iniciar tu aventura demoníaca: Abre la aplicación de Xbox en tu PC y asegúrate de haber iniciado sesión con tu cuenta de Microsoft asociada a tu membresía de Game Pass. Haz clic en Diablo IV y luego en el botón de Instalar. Cuando se te solicite, haz clic en “Instalar Battle.net” y completa la instalación. Si ya tienes Battle.net instalado, pasarás automáticamente al siguiente paso. Deberás conectar tu cuenta de Battle.net a tu cuenta de Microsoft. Si ya tienes una cuenta de Battle.net, inicia sesión para completar la conexión, o crea una nueva cuenta desde allí. Una vez que hayas descargado Battle.net y conectado tus cuentas, ¡estarás listo para completar la instalación de Diablo IV!

 

Historia y Tradición

 

Para aquellos que se sumergen por primera vez en el universo de Diablo, pueden adentrarse directamente en Diablo IV sin necesidad de haber jugado los títulos anteriores. La historia tiene lugar varias décadas después de los eventos de Diablo III e introduce un nuevo elenco de personajes y motivaciones en el capítulo más oscuro hasta la fecha. Ambientado en Santuario, un refugio construido por miembros de los Altos Cielos y los Infiernos Ardientes en guerra como un escape del conflicto incesante, comenzarás tu viaje vagando por una siniestra tierra helada. Rápidamente aprenderás sobre el regreso profetizado del demonio Lilith, la Hija del Odio, quien creó Santuario junto al arcángel Inarius. Consumida por el odio y la venganza, su deseo de conquistar y destruir el cielo y el infierno, pondrá en riesgo a todos los habitantes del Santuario mientras trae impulsos oscuros a los corazones tanto de los demonios como de los humanos. Dependerá de ti y de unos pocos elegidos oponerse a sus planes y luchar mientras se mantiene el destino de Santuario en juego.

 

Gameplay

 

Ahora que tienes un poco más de contexto sobre Santuario, hablemos del gameplay. Diablo IV es un RPG de acción isométrica (ARPG), donde utilizarás habilidades poderosas y equipo para defender tu hogar de demonios y horrores de otro mundo. En Santuario, te aventurarás en mazmorras generadas procedimentalmente mientras avanzas en la historia y obtienes elementos y materiales más poderosos para tu personaje. Tu viaje te llevará a través del mundo abierto de Santuario, avanzando como una de las cinco clases disponibles: Bárbaro, Druida, Nigromante, Rogue o Hechicero. Participa en eventos mundiales, derriba fortalezas, colabora con otros jugadores para enfrentarte a los jefes mundiales o lucha contra otros jugadores en los Campos PvP de odio. Únete a un clan o crea el tuyo propio para formar alianzas con otros jugadores.

 

Para aquellos nuevos en Diablo IV, Rod Fergusson, director de Diablo, ofrece un breve tutorial llamado “Teach Me” para explicar cómo empezar:

 

Elige tu clase

 

En Diablo IV, puedes elegir entre cinco clases distintas, cada una con múltiples habilidades y talentos para adaptarse a tu estilo de juego:

 

  • Bárbaro: Maestro de armas que puede empuñar dos armas de dos manos y enfrentarse a los enemigos en combate cercano.
  • Druida: Cambia de forma entre un hombre lobo o un hombre oso y utiliza magia junto a tus mascotas animales espirituales.
  • Nigromante: Convoca esqueletos y un golem para luchar a tu lado con conocimientos profanos sobre la muerte.
  • Rogue: Combina el combate cuerpo a cuerpo y a distancia con movimientos rápidos y letales.
  • Hechicero: Domina la magia elemental para incinerar, congelar o electrocutar a tus enemigos.

 

Si eres nuevo, te recomendamos comenzar creando un personaje en el ámbito estacional y experimentar con el modo historia de Diablo IV antes de sumergirte en las temporadas. Las temporadas ofrecen desafíos, recompensas y cambios en el juego, y una vez que termina una temporada, tus personajes y progresos se convierten en personajes no estacionales.

 

¡Estás a punto de adentrarte en un mundo de caos, monstruos y un conflicto entre los Altos Cielos y los Infiernos Ardientes! Elige tu clase, prepara tus habilidades y prepárate para cazar a Lilith. ¡Nos vemos en el infierno!

Autor