spot_img
miércoles, abril 17, 2024
spot_img

El renting: Una Revolución en la Economía Colombiana

Autor

Categoria

El concepto de propiedad está experimentando una metamorfosis en la región y el país, y el renting se está posicionando como un actor clave en esta transformación. Históricamente, la adquisición de activos era un paso fundamental para que las empresas impulsaran su crecimiento y construyeran su promesa de valor. Sin embargo, el paradigma ha cambiado. Ahora, el renting ofrece una alternativa sólida, permitiendo a las empresas obtener importantes beneficios sin la necesidad de adquirir activos como automóviles, tractores u otros equipos.

 

La esencia del renting radica en proporcionar acceso en lugar de propiedad. Por ejemplo, una empresa que utiliza el renting para gestionar su flota de transporte de carga ya no tiene que preocuparse por los costosos mantenimientos o los servicios adicionales. Además, en momentos de volatilidad económica, el renting se convierte en un salvavidas, permitiendo a las empresas ajustar sus operaciones de manera flexible según las condiciones del mercado.

 

Felipe Roldán, country manager de Mareauto y su servicio Alivo Renting en Colombia, destaca la importancia del renting en economías volátiles como la colombiana. Según Roldán, el renting se adapta perfectamente a los procesos de flexibilidad que requieren las organizaciones en mercados emergentes. Permite a las empresas expandirse o contraerse según las condiciones del entorno económico.

 

Los resultados hablan por sí mismos. En el caso de Alivo Renting, en el año 2023 experimentaron un crecimiento del 26 % en facturación. Las empresas están optando por el renting en lugar de asumir deudas masivas con créditos. En total, se colocaron cerca de 950 activos, principalmente vehículos y maquinaria amarilla y agrícola. Se estima que el valor de los activos colocados el año pasado alcanzó los 80 mil millones de pesos, y se proyecta un crecimiento aún mayor para este año, alcanzando los 95 mil millones de pesos en valor.

 

Una de las principales ventajas del renting es su capacidad para mitigar los riesgos asociados a factores externos como la devaluación o revaluación de la moneda. Al fijar el canon en pesos, la empresa que ofrece el servicio de renting asume estos riesgos, liberando a las compañías de preocupaciones financieras.

 

Además, el renting convierte los gastos de capital (capex) en costos operativos (opex), lo que tiene un impacto significativo en la estructura de costos, la planificación financiera y tributaria, y la utilidad operativa de las empresas. Este cambio en la ecuación también tiene un efecto positivo en el aspecto tributario, ya que reduce la carga impositiva de las empresas al declarar los costos operativos en lugar de activos fijos en el balance general.

 

Según Roldán, el renting no solo beneficia a las empresas en términos financieros, sino que también mejora la eficiencia y disponibilidad de los activos. Un análisis realizado a clientes demostró que se mejoraron en un 25 % los tiempos de mantenimiento y la eficiencia en comparación con modelos tradicionales de gestión de flotas.

 

El caso de un cliente del sector agrícola ilustra cómo el renting puede adaptarse a las necesidades específicas de cada empresa, permitiéndoles maximizar su valor sin comprometerse con la propiedad de activos que podrían estar ociosos durante parte del año. Otro ejemplo destaca cómo el renting puede impulsar la innovación y reducir costos, como en el caso de una empresa de entrega de huevos que logró reducir sus pérdidas gracias a un diseño de furgón más eficiente.

 

En última instancia, Felipe Roldán enfatiza que el renting es una herramienta fundamental que aún no ha alcanzado todo su potencial en Colombia. Para él, el renting no solo ofrece beneficios económicos a las empresas, sino que también puede impulsar el desarrollo y el progreso del país. Propone que se considere el renting como una política pública para incentivar su uso y así fortalecer la capacidad de las empresas para enfrentar los desafíos económicos y la volatilidad del mercado.

 

En resumen, el renting está transformando la manera en que las empresas gestionan sus activos en Colombia. Su flexibilidad, beneficios financieros y capacidad para adaptarse a las necesidades específicas de cada empresa lo convierten en una herramienta poderosa en el panorama económico actual. Con el renting, las empresas pueden centrarse en su core de negocio y responder de manera más efectiva a los cambios del mercado, allanando el camino hacia un mayor progreso económico y empresarial.

Autor