viernes, febrero 23, 2024

Un salto al futuro: La innovación de Hitachi Energy impulsa la transformación digital de las subestaciones

Autor

Categoria

Hitachi Energy avanza en su tecnología pionera de subestaciones digitales con el nuevo SAM600 3.0, una unidad de interfaz de proceso (PIU), para ayudar a las empresas de transmisión a acelerar la adopción de subestaciones digitales.

 

El nuevo SAM600, modular y de una sola caja, consolida tres unidades en un único dispositivo, lo que permite configurarlo como unidad de fusión, unidad de control de dispositivos o una combinación de ambas, admitiendo diferentes enfoques de instalación. Con un solo dispositivo para diseñar, cablear, probar y poner en servicio, los clientes obtienen una mayor flexibilidad y facilidad de mantenimiento del dispositivo, al tiempo que reducen la huella de carbono de sus operaciones.

 

Como unidad de fusión, SAM600 acelera la actualización de subestaciones convencionales a subestaciones digitales. Salvan las distancias convirtiendo las señales analógicas y distribuyendo digitalmente la información de corriente y tensión por toda la subestación y al centro de control. Con las subestaciones digitales, las empresas de servicios públicos y los operadores de sistemas eléctricos se benefician de una mayor seguridad, menores costes de capital, un menor espacio ocupado y una mayor sostenibilidad, fiabilidad y productividad generales. Como unidad de control de dispositivos, este interconecta directamente disyuntores, interruptores e interruptores de puesta a tierra sobre el terreno. Esto ayuda a reducir sustancialmente el cableado hasta el edificio de control al proporcionar una interfaz digital IEC 61850 para operar y supervisar dichos equipos.

 

“A medida que la complejidad y la dinámica de la generación, transmisión y distribución de energía continúan creciendo, las subestaciones digitales modernas proporcionan el control y la eficiencia necesarios para hacer frente a estos retos. El nuevo SAM600 ayuda a los operadores a prolongar la vida útil de sus activos existentes, proporcionando la tan necesaria protección de la inversión y nuevos niveles de rendimiento del sistema”, declaró Claus Vetter, Director de Automatización y Comunicación de Hitachi Energy.

 

Hitachi Energy está haciendo avanzar el sistema energético mundial para que sea más sostenible, flexible y seguro. “El diseño compacto y avanzado del producto satisface la necesidad de nuestros clientes de una solución que funcione de forma fiable en entornos difíciles, y su modularidad facilita el servicio y las reparaciones in situ, lo que minimiza el tiempo de inactividad y los gastos relacionados”, afirma Vetter.

 

Las nuevas características del SAM600 3.0 incluyen:

 

– Arquitecturas de comunicación redundantes de última generación y los estándares industriales más recientes, como IEC 61850 Ed 2.1 e IEC 61869.

 

– Dos factores de forma compactos para su instalación en paneles interiores y exteriores.

 

– Arquitectura de hardware modular para adaptarse a diferentes necesidades de aplicación.

 

– Disparo directo del interruptor con supervisión de la bobina de disparo y un sistema de entrada analógica de alta precisión.

 

– Admite simultáneamente perfiles de publicación de valores muestreados heredados y IEC 61869 por defecto.

 

– Registrador de perturbaciones integrado con frecuencia de registro de 4,8 kHz.

 

– Alto nivel de seguridad, incluido arranque seguro, gestión de usuarios y control de acceso basado en funciones.

 

– Interfaz de usuario basada en navegador (WebUI) y diagnóstico de dispositivos.

 

– Configuración, funcionamiento y mantenimiento coherentes, así como una curva de aprendizaje y un tiempo de implantación más cortos con la consolidada herramienta PCM600.

 

A medida que la tecnología de subestaciones digitales siga evolucionando, la interfaz SAM600 desempeñará un papel importante para acelerar su adopción y permitir que las aplicaciones avanzadas de automatización y comunicación ayuden a las empresas de servicios públicos a afrontar los retos de las futuras redes eléctricas. También sirve de base para que las empresas de servicios públicos adopten una mayor digitalización e integren mayores cantidades de energía renovable para conseguir un sistema energético más sostenible, flexible y seguro.

Autor