domingo, febrero 25, 2024

EN BOGOTÁ, LA VACANCIA DE OFICINAS CRECIÓ UN 2% EN EL ÚLTIMO TRIMESTRE

Autor

Categoria

El mercado de oficinas en Bogotá, sigue teniendo un desempeño positivo. Así lo demuestra el Market Beat de Cushman & Wakefield, evidenciando que en el segundo trimestre de 2023, a pesar de haber entrado nuevo inventario de 37.000 m² de oficinas de altas especificaciones en corredores como Nogal Andino, Noroccidente y Salitre, de los cuales ya el 40% han sido ocupados, la vacancia alcanzó solo el 12.3% en el segundo trimestre, reflejando un incremento del 2% en comparación con el trimestre anterior manteniendo una curva de absorción en  niveles sanos y positivos.

 

Sin embargo, si se ve la tasa vacancia en comparación interanual, se mantiene igual, lo que indica un ciclo de absorción de espacios positivo, debido en parte a las dinámicas de ajustes de áreas, los movimientos de empresas y la demanda de nuevos espacios, que generalmente se sitúan en un rango de 200 m² a 500 m² y de 800 m² a 1.500 m².

 

Menores niveles de vacancia se presentan en los corredores Nogal Andino (4,4%), Santa Bárbara (5,2%) y Chicó (5,6%).

 

Altas especificaciones en corredores con acceso a servicios y conveniencia en la movilidad, una demanda que beneficia a los arrendatarios

“Observamos que la demanda actual de espacios de oficinas presenta características especiales que incluyen requisitos de sostenibilidad, diseños eficientes y ubicaciones privilegiadas con acceso a servicios de movilidad. Además, se presta especial atención a la actualización de los espacios de oficinas para mejorar la experiencia en el entorno laboral, creando ambientes dinámicos que fomentan la colaboración entre las personas”, afirma Juan Carlos Delgado, country manager de Cushman & Wakefield.

 

En línea con esta tendencia, se observa un creciente interés por obtener la certificación Fitwel, que aplica para edificios nuevos y ya construidos, donde se busca implementar, rastrear y comparar acciones y estrategias que impactan la salud y el bienestar de las personas, y que evidencia ese compromiso por mejorar la vida de los residentes, ocupantes y comunidades circundantes, así como proporcionar alternativas que promuevan el bienestar y aumenten la productividad.

 

El precio, un factor conveniente para los propietarios

El buen momento que vive el segmento también se ve reflejado en el precio de renta pedido que llegó a $74.761 COP/m², un incremento del 2% en comparación interanual, debió a una oferta nueva disponible, que dadas sus altas especificaciones, ingresa a un precio mayor al mercado. “En este item, los submercados con mejor desempeño respecto a su oferta y absorción en el último año han sido Nogal Andino ($83.440 COP/m²) y Chicó ($70.721 COP/m²)”, recalca Junior Ruiz, Market Research Senior de Cushman & Wakefield.

 

El futuro es promisorio

Actualmente se cuentan en construcción 150.015 m² de oficinas Premium en Bogotá, representados en ocho proyectos, y para el cierre de este año se proyecta el ingreso de 10.800 m² correspondientes a dos de los ocho proyectos ubicados en los corredores de Chicó y Nogal Andino. Los demás proyectos, presentan avances de obra moderados de acuerdo al movimiento esperado del mercado.

 

A futuro, habrá una buena oferta de espacios de altas especificaciones para oficinas. La superficie proyectada en planos es hoy de 679.740 m² de GLA, con rangos de entrega entre seis a nueve años, donde el 36% de esa ella corresponderá al corredor Salitre, y el 24% al Centro.

 

En cuanto a proyectos se destacan Proscenio, Connecta 80 y América Centro de Negocios, los cuales aportarán significativamente al incremento del inventario de oficinas, pero también a la cualificación de espacios cada vez más sostenibles, tecnológicos y evolucionados para oficinas. 

Autor