spot_img
sábado, abril 13, 2024
spot_img

Cambio y oportunidad: el próximo año para la tecnología industrial

Autor

Categoria

Los propietarios de plantas se han enfrentado a vientos en contra durante y desde la pandemia, adaptándose al triple tumulto de cadenas de suministro interrumpidas, costos inflacionarios elevados y trabajo remoto.

 

Predigo que este año marcará el comienzo de las tendencias de tecnología industrial centradas en aprovechar la oportunidad de los modelos de operaciones globales que cambian rápidamente.

Movilidad

La movilidad será un tema crítico en 2023. Después de la pandemia, las empresas están trabajando de manera diferente y permitiendo que los empleados se queden en casa. Armados con la tecnología adecuada, los propietarios de las plantas podrán cada vez más operar fábricas con menos personas en el sitio.

Los administradores y trabajadores del sitio podrán monitorear progresivamente de forma remota lo que sucede en el sitio y tendrán acceso a HMI (interfaz hombre-máquina) avanzada externa para controlar las operaciones de la planta.

Como ejemplo, las aplicaciones Edge de AVEVA ahora funcionan desde casi cualquier dispositivo. Con la publicación web y los tiempos de ejecución para Windows y Linux, es posible monitorear y controlar aplicaciones SCADA o HMI ricamente ilustradas desde teléfonos inteligentes, tabletas y PC de panel.

 

Evolución HMI

A medida que el trabajo remoto se convierte en la norma, HMI y SCADA se volverán más ricos y capaces de mostrar puntos de datos cada vez más perspicaces para ayudar a transformar y optimizar las operaciones de la planta. La HMI avanzada se convertirá en un poderoso diferenciador en la productividad del lugar de trabajo y la optimización de la planta.

 

Eficiencia

Las difíciles condiciones económicas, como las inestabilidades políticas regionales, los picos inflacionarios y las fluctuaciones del tipo de cambio, seguirán planteando desafíos para los propietarios de las plantas y los socios de canal. Pero, en estos tiempos difíciles, las organizaciones están preparadas para recurrir a procesos y tecnología ultraeficientes para garantizar que las operaciones estén preparadas para el ahorro de costos, la agilidad y la sostenibilidad.

Hacer negocios en la economía global actual exige un enfoque flexible y ágil, en el que el software se utilice con el máximo efecto para garantizar que los recursos estén bien asignados, se minimice el desperdicio y se optimice la previsión.

En los próximos años, las plantas con visión de futuro buscarán invertir en operaciones digitales flexibles de extremo a extremo y ofrecer valor, innovación y ahorro de costos en un mercado competitivo.

 

SaaS y suscripciones

Para sobrevivir y prosperar en el mercado fluctuante de hoy, las empresas buscarán comprar suscripciones de paquetes de software rentables o paquetes de software como servicio (SaaS) para garantizar el acceso a la última tecnología a medida que sucede y dentro del presupuesto.

 

A través de modelos de suscripción, los clientes pueden adquirir y escalar una amplia gama de soluciones tecnológicas emergentes a medida que su negocio evoluciona con el tiempo. Esto significa que pueden reducir su inversión inicial en tecnologías industriales, disminuir el tiempo de valor de las implementaciones y aumentar el rendimiento total con el tiempo al reaccionar más rápidamente a las oportunidades del mercado.

 

La flexibilidad en el gasto y la reasignación de la inversión se alinea constantemente con los cambios en el entorno comercial y de producción de un cliente.

 

En los próximos años, es posible que incluso veamos que el equipo de la planta se venda en forma más arrendada o de servicios públicos, en la línea de cómo evolucionó el modelo de aire acondicionado del operador.

 

Modelos de ventas en evolución

Las cadenas de suministro exitosas de hoy están impulsadas por operaciones ágiles, eficientes y sostenibles. Esta tendencia abrirá un mercado en crecimiento para los modelos de suscripción para promover la resiliencia organizacional, al mismo tiempo que permitirá a los socios de canal hacer la transición a modelos de ingresos recurrentes.

Este modelo de ventas nuevo y en evolución requerirá una mayor intimidad con el cliente en forma de Gestión del éxito del cliente (CSM) continua, lo que significa que los socios del canal industrial deberán mejorar sus capacidades de participación y movimientos de venta.

El nuevo modelo de ventas interrumpirá los flujos de efectivo y requerirá inversiones a corto plazo. Sin embargo, a largo plazo, los socios y clientes verán un mayor crecimiento sostenido de los ingresos y una mayor valoración del negocio del socio.

 

 

 

Autor