spot_img
domingo, mayo 26, 2024
spot_img

Instant Payments, la promesa de pagos digitales para los comercios en Colombia

Autor

Categoria

Los medios de pago utilizados en Colombia han evolucionado en las últimas décadas; sin embargo, aún es necesario avanzar en un sistema mucho más inclusivo y con beneficios tan cercanos a los del efectivo. Por eso, La Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), explica por qué un sistema de pagos instantáneos (IPS) es una promesa para un desarrollo financiero que contribuya al crecimiento de comercios y negocios en todo el país.

Los pagos instantáneos o instant payments son un medio de transferencia electrónica en las que los fondos se transfieren entre las cuentas de los participantes de forma inmediata, en cualquier momento y con la confirmación simultánea de su disponibilidad. Esto marca una gran diferencia con las transacciones bancarias tradicionales en las que los receptores, principalmente comercios o negocios, suelen tardar horas o hasta días en recibir los fondos y poder disponer de ellos.

Para María Fernanda Quiñones, Presidente Ejecutiva de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, “los medios de pago tienen un peso indispensable en todo el consumo de bienes o servicios en línea, pues determinan la agilidad y comodidad con la que se realizan las compras y ventas; además de influir en los costos que asumen los comercios y el tiempo en el que pueden disponer de la liquidez. Trabajar en un IPS en el que las transacciones se ejecutan al instante, termina siendo un dinamizador de la economía y un gran paso para la evolución del ecosistema digital en el país”.

Algunos de los beneficios que respaldan la implementación de un sistema de pagos instantáneos (IPS) que abarque a todo el ecosistema financiero y comercial en Colombia son:

  1. Reducción de costos: la manera tradicional en la que se realizaban los pagos implicaba un mayor tiempo de procesamiento y costos mucho más altos para los usuarios, debido a la gran cantidad de intermediarios que validaban y ejecutaban las transacciones. Con los IPS, el proceso no solo demora segundos, sino que plantea una mayor interoperabilidad entre todo el ecosistema, lo que permite acoger a un mayor número de usuarios de forma eficiente, además de realizar transacciones a otros países. Esto resulta ser un gran aporte para el comercio nacional y transfronterizo.
  2. Regulación: algo que ha apoyado la adopción masiva de los pagos instantáneos en Latinoamérica, ha sido la regulación gubernamental. Este punto resulta ser el eje principal para garantizar el correcto funcionamiento del ecosistema, pues se establecen unos lineamientos y protocolos enfocados a la eficiencia y seguridad de los IPS. Además, fomenta la supervisión del acceso directo de todos los participantes al sistema, independientemente de su tamaño o naturaleza, convirtiéndolo en un modelo más equitativo.

María Fernanda Quiñones, explica que, “aunque actualmente existen modelos cerrados, para ciertas instituciones financieras, la promoción de un sistema holístico y central mantiene un equilibrio entre la colaboración y la competencia en el ecosistema.  Uno de los objetivos de una regulación es evitar la monopolización del mercado o del sistema, mantener los precios de los servicios básicos a un costo cercano a cero, similar al de los pagos en efectivo, y cobijar a todos los actores financieros y ciudadanos en el país”.

  1. Inclusión financiera: uno de los objetivos de los instant payments es que los pagos sean asequibles para todos los segmentos de la sociedad, pues se busca que el costo de una transacción sea igual o menor al de usar efectivo, y se popularice en distintas actividades económicas. Con mayores facilidades para su implementación e interoperabilidad, los pequeños y medianos comercios pueden brindar más opciones para realizar compras físicas u online, fomentar el consumo y disponer del dinero al instante.

Según los datos del Banco de la República, actualmente cerca de 60 países cuentan con un IPS. En Colombia se adelanta un proyecto que busca la implementación de los pagos instantáneos liderado por el mismo banco, de la mano con representantes de la industria financiera e importantes gremios económicos.

“La implementación de un IPS ha abierto una serie de beneficios para personas y empresas en distintos países. En el 2022 Colombia tuvo 332,4 millones de transacciones de ventas en línea y el principal medio de pago fue el Débito a Cuenta Bancaria o PSE (55%), seguido de la Tarjeta de Crédito/Débito (42,8%). Con un sistema nacional de pagos inmediatos, el comercio electrónico sería uno de los grandes beneficiados, ya que representaría una gran oportunidad para que las compras en línea sean mucho más eficientes, tengan un costo menor y sean una opción atractiva para que pequeños y medianos negocios se sumen al ecosistema digital en Colombia como un gran medio para su crecimiento”, concluye María Fernanda Quiñones, presidente ejecutiva de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico.

Autor