domingo, febrero 25, 2024

ACUEDUCTO DE BOGOTÁ, FEDEPALMA Y RESTAURANTES UNIDOS PARA CUIDAR AL MEDIO AMBIENTE

Autor

Categoria

Una alianza por el medio ambiente cuyo principal objetivo es educar a la ciudadanía y a los dueños de establecimientos de comida sobre el adecuado manejo y reciclaje del aceite de cocina usado, es la que acaban de sellar la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) y la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma, en cabeza de su gerente, Cristina Arango Olaya y su presidente Ejecutivo, Nicolás Pérez Marulanda, respectivamente.

La iniciativa vinculó en una primera etapa a 19 restaurantes de la zona gastronómica de Chapinero, conocida como Distrito CH, cuyos propietarios destacaron la importancia de apoyar este tipo de campañas.

 

Tanto la EAAB como Fedepalma han impulsado iniciativas relacionadas con el adecuado manejo del aceite: “Cada uno por su lado, como el agua y el Aceite” y “Palmas por el Planeta”, respectivamente, que buscan promover buenos hábitos para su correcta disposición y además, darle una segunda oportunidad al producto cuando es reciclado.

 

Arango Olaya manifestó que dentro de la labor pedagógica que adelanta la EAAB, se trabaja con restaurantes y establecimientos de comida para que instalen las trampas de grasas exigidas por las autoridades ambientales, evitando vertimientos de grasas a las redes de alcantarillado, señalando que la alianza con Fedepalma permitirá incluir mensajes directos a los ciudadanos sobre el uso correcto del aceite de cocina usado.

 

Pérez Marulanda celebró la alianza con la EAAB y los propietarios de restaurantes, señalando que la agroindustria palmera es pionera en crear un movimiento que integra diversidad de actores con el fin de generar un cambio en los hábitos de la población colombiana para la correcta disposición del aceite de cocina usado.

 

Impacto del inadecuado manejo del aceite de cocina

La EAAB ha reiterado que los aceites y grasas que se vierten al desagüe generan taponamientos en las alcantarillas ya que se mezclan con otros desechos y forman bolas de grasa, produciendo inundaciones e impactando negativamente el medio ambiente de la ciudad.

 

Tanto la EAAB como Fedepalma señalan que disponer adecuadamente el aceite usado es muy fácil:  debe dejarse enfriar después de su uso, guardarlo en una botella plástica y llevarlo a uno de los 130 puntos limpios con que cuenta la ciudad para su correcta disposición. “La finalidad es crear conciencia, un cambio de hábito y aumentar las toneladas de Aceite de Cocina Usado (ACU) recogidas”, aseguraron.

 

Los puntos pueden ser consultados en WWW.acueducto.com.co y más información sobre la iniciativa y cuidado del medio ambiente en la página lapalmaesvida.com.

Autor